Dado a que los plátanos comúnmente somos cosechados cuando estamos verdes, no es extraño que en las tiendas o en el mercado nos veas de ese color. Al momento de seleccionarnos en tu punto de venta preferido debes tomar en cuenta en cuánto tiempo deseas consumirnos.

Cuando nos seleccionas con mucha coloración verde te darás cuenta que nos tardaremos más en madurar que aquellos que ya son amarillos o que, incluso, tienen algunas manchas cafés.
amarillo_verde

Los plátanos podemos estar en los siguientes estados de maduración:

estados_de_maduracion_platano

Los plátanos verdes tienen demasiado almidón por lo que pueden ser muy difíciles de digerir, por lo que no se recomienda su ingesta. Mientras más cafés estemos más maduros estamos. Debes tomar en cuenta también que mientras más maduramos, el almidón se convierte en azúcares naturales que son fáciles de digerir. Mientras más maduros estemos, más cremosos y dulces seremos. Por tanto, nos debes seleccionar de acuerdo al uso que pienses destinarnos.

Nos puedes encontrar en las tiendas y en el mercado desde verdes, amarillos con puntas verdes, amarillos, amarillos con algunas manchas cafés, hasta cafés.

Cuándo nos selecciones, debes darte cuenta que estemos firmes pero no demasiado duros. Debemos tener una apariencia brillante. No debemos presentar heridas en nuestra cáscara.

Debes tomar en cuenta que el tamaño que tengamos no afecta ni mejora nuestra calidad, ni sabor, ni nutrimentos, todos somos iguales. En este caso, sólo selecciona el tamaño de acuerdo a tus necesidades.