Categoría:
platano_negro

Muchos consumidores desconocen el cuidado que se debe tener para almacenar el plátano. Comúnmente debe dejarse a temperatutra ambiente para que madure, aunque no debe exponer a frío o calor ya que esto afectará sensiblemente.

Aquellos plátanos que no estén maduros no deben refrigerarse ya que esto interrumpirá e proceso de maduración y una vez interrumpido, no puede continuarse.

Si el plátano está muy verde y quiere acelerarse el proceso de maduración se puede poner en bolsas de papel estraza o envolverlos en plástico.

Por otro lado, si los plátanos ya están maduros y aún no van a consumirse lo mejor es introducirlos en el refrigerador para detener el proceso de maduración. En ese caso, auqnue la cáscara se oscurezca, la pulpa no se afectará en absoluto.

Finalmente, para obtener el máximo de antioxidantes de los plátanos, hay que consumirlos lo más maduros posible pues su concentración es aún mayor. Lo mismo sucede con el tema de los azúcares, las cuales se concentran aún más en un plátano maduro por lo que es ideal para la repostería, smoothies, malteadas y licuados.

Otro consejo es congelar el plátano para que dure hasta dos meses. El plátano debe hacerse puré antes de congelarlo o simplemente removerle la cáscara y envolverlo en bolsa de plástico. Para prevenir la decoloración se puede agregar un poco de jugo de limón antes de congelar.

Finalmente, si el plátano madura de más antes de consumirlo, no hay que tirarlo a la basura. Lo ideal sería congelarlo y usarlo en Smoothies, Licuados, malteadas o en repostería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *